fbpx

SESIÓN DE FOTOS BOUDOIR

Regálate un día contigo

Fotógrafos boudoir en Barcelona

¡Somos chicas! Te haremos sentir única

Una sesión de fotos boudoir es una experiencia que toda mujer debería de vivir, un día para una misma, para ponerte guapa con el maquillaje y la peluquería profesional, para sentirte sexy detrás de la cámara y sorprenderte con el resultado de las fotos! Y tener un recuerdo único e íntimo para toda la vida. Tú solo tienes que escoger tu ropa sexy, venir, y dejarte llevar. Pondremos música sexy, te pondremos guapa, y si, ya se que a todas os da vergüenza, pero a nosotras se nos da muy bien quitárosla. ¡No te arrepentirás!

También hacemos este tipo de sesiones para chicos, aunque no son tan atrevidos.. ¡Y en pareja! Una experiencia única e íntima para los dos.

Precios

Sesión boudoir en estudio
350€
20 fotos HD, 3/4horas (L-S), 3 cambios de vestuario, 3 escenarios + maquillaje y peluquería
Sesión boudoir deluxe
500€
30 fotos HD, 4/5 horas (L-S), 5 cambios de vestuario, desplazamiento de hasta 50km + maquillaje y peluquería
Sesión boudoir lifestyle
350€
40 fotos HD, 4 horas (L-S), 3 cambios de vestuario, localización especial + maquillaje y peluquería
Baño
100€
Complemento para la sesión lifestyle
Filter Categories
Todos
Lifestyle
Hombre
Mujer
Pareja
baño
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline
  • anemptytextlline
    anemptytextlline

¿Qué es una sesión de fotos boudoir?

Una experiencia para ti, para sentirte sexy

Una sesión de fotos boudoir es una sesión en lencería, íntima y personal, para mostrar las curvas, para encontrar nuestra sensualidad, para sentirnos sexys. Siempre me encanta ver el proceso de este tipo de sesiones. Todas empiezan de la misma manera, con un mail en el que piden información tímidamente. Las razones suelen ser variadas, un regalo para sorprender su pareja, un momento de cambios en sus vidas, un chute de autoestima, sentirse sexy y guapa (estas son las que menos!). El caso es que siempre les da bastante vergüenza! Es bastante comprensible, la idea de venir al estudio a quedarse en lencería, incluso desnuda, y posar ¡sexy! delante de una desconocida tiene que, como mínimo, aterrorizar!!

Todas dicen las mismas cosas: «yo no soy una modelo» «yo no se posar» «conmigo vas a tener mucho trabajo»… Pero lo que más me sorprende siempre es el comentario: «es que en tu web todas las chicas son guapas». En mi web todas las chicas son chicas, y salen guapas claro, pero son chicas normales y corrientes, algunas más guapas que otras por supuesto, pero son chicas como tú y como yo, con nuestros defectos, celulitis, algún michelín por aquí y por allá, alguna arruga, y demás cosas de las que nos quejamos todas, absolutamente todas, las mujeres. Todas las mujeres somos bellas, y de eso se trata, de encontrar la belleza de cada una.

Escríbenos y te contamos más

¿Cómo son los reportajes de fotos boudoir?

¡Un día de chicas!

Ninguna de mis clientas es modelo profesional, todas vinieron a mi estudio para su reportaje de fotos pensando «¿¡en qué momento me he metido yo en este lío!?». Hacer que se sientan sexys, dirigirlas para posar delante de la cámara, y lo más importante, que se sientan cómodas, es parte de mi trabajo ¡lo más importante de hecho! Hacer fotos después de conseguir todo esto es lo más fácil.

¿Y cuál es el truco? No hay truco. Es cierto que la iluminación, el maquillaje, peluquería y la fotógrafa ayudan un poco, incluso el photoshop que, aunque no os lo creáis, solo lo uso para pequeñas correcciones (un 10%) como «aquel granito que no debería de estar el día de la sesión». Pero todo lo demás son ellas, chicas que se sienten bellas y se aceptan tal y como son. Todas las personas son fotogénicas, la fotogenia solo hay que saber encontrarla.

Y bueno, si te animas y al final de la sesión te quieres quitar toda la ropa y hacerte unas fotos de desnudo artístico ¿Porqué no? Te sorprenderá como las luces y las sombras son capaces de descubrir solo las partes que nos interesan, para mostrar un cuerpo desnudo pero sin que se vea nada que no quieras que se vea.

No te puedes quedar sin la experiencia ¡Atrévete con una sesión de fotos boudoir!

Abrir chat