fbpx

Los 6 errores que no debes cometer en tu boda

En una boda se tienen que tener en cuenta muchas cosas (¡muchísimas!) para que todo salga como lo habíais previsto. Pero te voy a decir una cosa: siempre hay algo que termina fallando, ¡tenlo en cuenta! Que si el cuñado toma más cervezas de las que debería, que si las flores no estaban del color que querías, que si el día no amanece soleado y se avecinan tormentas… Hay cosas que no puedes controlar y para las que deberás ir curada de espanto pero, también, hay otras que SÍ dependen únicamente de ti y podrás controlar, en la medida de lo posible.

Por eso, en el post de hoy vamos a descubrirte los 10 errores que no debes cometer en tu boda. Son solo diez aspectos importantes a tener en cuenta para que la celebración sea genial para ti ¡y para tus invitados! En 274km las mejores ideas para bodas.

Cuidado con el vestido de novia

Sabemos que la elección del vestido de novia es algo muy importante y que muchas mujeres quieren relucir como princesas en su gran día. PERO mucho cuidado con esto porque de lo bello a lo hortera hay un paso muy pequeño y tu look de novia puede terminar siendo un auténtico desastre.

Piensa que, en una boda, tienes que procurar mantener tu esencia al máximo, intentar que, por mucho que vayas con un vestido de novia, tu personalidad y estilo sigan viéndose. De lo contrario parecerá que vayas disfrazada.

Aquí te ayudamos a que sepas elegir el vestido de novia ideal.

El presupuesto es importante

Muchas parejas se vuelven locas cuando empiezan a planear la boda y, al final, del presupuesto que tenían marcado inicialmente, terminan gastándose mucho más de lo previsto. Esto trae como consecuencia que, muchos de ellos, tengan que, o bien pedir dinero prestado a los familiares, o pedírselo al banco, algo que puede evitarse fácilmente si se lleva una buena contabilidad y se evitan gastos innecesarios.

La organización es básica para poder tener la boda de vuestros sueños sin hipotecar vuestro futuro por ello. Piensa que este paso da el pistoletazo de salida a vuestra vida en común y, por tanto, deberás evitar gastos que puedes evitar siendo organizada y sensata.

¿Buscas fotógrafos de boda en Barcelona? ¡Aquí los tienes!

Empieza cuanto antes a organizar la boda

En cuanto las parejas encuentran el sitio para casarse, se relajan. Es muy común que al principio estén un poco agobiados visitando sitios, cuadrando fechas, cerrando precios pero, en cuanto esto lo tienen listo, parecen «olvidarse» de la boda pensando que en cuestión de dos meses podrán organizar lo que falte. Error ¡y de los grandes!

Si quieres organizar tu boda y disfrutar de todos los preparativos sin estrés ni ansiedad, te recomendamos que empieces hoy mismo a pensar en todo: los invitados, la música, el menú, la decoración… ¡Hay infinidad de cosas que deberás pensar para este gran día! Así que, hazme caso: no lo dejes todo para el final porque ¡te amargarás! Y una boda no es para amargarse, ¿no crees?

 

Cuidado con el maquillaje de novia

Ir pintada como una puerta el día de tu boda te hará perder naturalidad y belleza pero tampoco deberás ir sin una pizca de maquillaje porque no potenciarás tu atractivo. Lo mejor es el equilibrio, optar por un maquillaje que sea natural, que resalte tus facciones y que, sobre todo, sea water proof pues, de lo contrario, a la primera lágrima ya lo tendrás todo echado a perder.

Por tanto, mi recomendación es que no te pases con las sombras de ojos, el eyeliner ni el pintalabios; es mejor un maquillaje sutil, con colores naturales y que se adapten a tu tipo de piel en lugar de maquillarte de forma excesiva. Parecerá que vayas de fiesta y no a dar el «Sí, quiero», ¿es eso lo que quieres?

Aquí te damos consejos útiles para el maquillaje de novia.

Apuesta por un look natural

Antes, dentro de las tendencias en bodas, la mujer solía lucir un moño o recogidos muy clásicos repletos de florecitas o de perlas. Algo que ahora NO se lleva en absoluto. Estamos en un momento en el que lo natural está más de moda que nunca, por tanto, si tienes un bonito pelo puedes optar por hacerte un semirecogido o, incluso, llevarlo suelto con unas ondas que te den un aire femenino y sensual. Evita los recogidos muy tirantes porque te pondrán años y, además, no parecerás tú. 

Planea bien la Luna de Miel

Sabemos que los preparativos de una boda ya son lo suficientes como para pensar demasiado en la Luna de Miel. Pero, ¡cuidado!, la Luna de Miel es vuestro primer viaje de casados, el momento para disfrutar de vuestra compañía y estrenar vuestro nuevo camino, ¡bastante importante! Así que planea bien vuestro viaje, pensad los lugares que queréis visitar, mirad bien qué clima hará cuando os caséis y si necesitáis visados, vacunas especiales, etcétera. Planear bien el viaje de novios es esencial para comenzar vuestro matrimonio de la mejor manera posible así que ¡no lo dejes pasar!

No hay comentarios

Publicar un comentario