fbpx

Los 3 momentos más inolvidables en una boda

Una boda, ya de por sí, es un momento inolvidable que se quedará grabado en tu mente para siempre. Se trata de una celebración única en la que quieres unirte con la persona que más quieres en el mundo y, para ello, organizas una maravillosa fiesta en la que tú, tu pareja y el amor sois los auténticos protagonistas.

Pero es cierto que, dentro de cualquier ceremonia, hay también algunos momentos que son realmente emocionantes y, por eso, hoy voy a descubrirte algunos de los que consiguen poner la piel de gallina tanto a los protagonistas como a los invitados. ¡Atenta! En 274km las mejores ideas para bodas.

Verte con el vestido de novia

150912_120815_4481

Aunque es cierto que no es la primera vez que te ves con el vestido, pues durante la prueba del mismo ya has podido ver cómo te queda y cómo luces con él, la verdad es que cuando el día de tu boda te miras al espejo y te ves de novia, completamente, es inevitable que te emociones. Y, además, no solo te emocionarás tú sino que también lo hará la familia o amigos que estén contigo en este momento tan importante.

El maquillaje, el peinado y el vestido hacen de ti una novia espectacular y cuando te veas en el espejo notarás esta emoción inevitable que recorrerá todos los poros. Ya ha llegado el día, estás a punto de unirte con tu pareja y, además, estás resplandeciente. ¿Qué más se puede pedir?

El momento de la puesta del vestido es, pues, uno de los más emocionantes que hay por lo que es recomendable que cuentes con un fotógrafo que capte cada momento. Aquí te descubro los fotógrafos de boda en Barcelona http://www.274km.com/bodas/ para que encuentres el mejor para tu boda.

Caminar hacia el altar

Otro de los mejores momentos de la boda, esos que son capaces de llenar los ojos con lágrimas de emoción y felicidad, es el momento del camino hacia el altar. Hay muchos elementos que hacen que este momento sea especial: la decoración impecable que habrá en la zona, la emotiva música que acompañará tus pasos, ir con tu padre o tu familiar acompañada por el camino y, sobre todo, ver a tu futuro marido mirándote desde lo lejos con la emoción en sus ojos.

Un momento perfecto que seguro que se quedará marcado, para siempre, en los recuerdos de tu memoria.

Si quieres información para organizar bodas en el campo consulta este otro post. Además, también podrás tener información para el reportaje fotográfico para tu boda.

El momento del «Sí, quiero»

Entre la entrada de la novia hacia el altar y hasta el «Sí, quiero» hay un momento de pausa, de descanso y de tranquilidad. El cura o la persona que oficia la boda se encarga de pronunciar unas palabras en relación a los derechos y deberes de cada uno de los cónyuges pero, después, viene otro momento la mar de emotivo: el del «Sí, quiero».

Aunque ya te hayas conseguido sosegar y tranquilizar las emociones, lo cierto es que cuando oyes estas palabras vuelves a emocionarte y tu corazón volverá a palpitar rápido. Es el momento decisivo, el momento previo de aceptar a esa persona como tu marido o mujer. Es, por tanto, inolvidable.

1 Comentario
  • Ideas para una boda original y distinta
    Publicado el 17:24h, 02 febrero Responder

    […] es que vayas subida sobre una bicicleta antigua, ¡tus invitados no se lo creerán!  Estos cambios crean momentos inolvidables que hacen que tu boda se convierta en algo totalmente inesperado y especial para […]

Publicar un comentario