fbpx

Sesiones de fotos infantiles en Barcelona

La infancia es algo que se puede pasar muy rápido, tanto que en un abrir y cerrar de ojos puede ser que te des cuenta de que tu niño ya tiene barba y bigote. Y no es broma. El tiempo pasa volando, sobre todo, cuando eres padre. Los niños parecen ir a una velocidad distinta a la normal y, cuando quieres darte cuenta, ya han entrado en la adolescencia y te están pidiendo permiso para ir a la discoteca.

Por este motivo es importante que intentemos retener para siempre en nuestra memoria estos bellos momentos que estamos viviendo en la actualidad, con nuestros niños en la etapa de la infancia, aún inocentes, traviesos y llenos de bondad.

En 274km te ofrecemos reportajes fotográficos para niños en los que, además, ¡ellos se lo pasarán genial! Porque sabemos que puede resultar complicado mantener a los peques atentos y concentrados, procuramos que todas nuestras sesiones estén amenizadas para que sean divertidas, amenas y diferentes.

Nuestras sesiones fotográficas de niños

Como ya hemos dicho, para poder hacer estas sesiones de fotos nos centramos en entretener al pequeño. Sabemos que, solo así, podremos conseguir las mejores fotos, las más divertidas, las más bonitas y las más auténticas. No queremos a un niño enfadado, aburrido o agobiado en el reportaje así que ¡trabajaremos para no tenerlo!

Por este motivo, siempre recomendamos que las sesiones se hagan en el exterior, de esta forma, el niño podrá jugar y distraerse mientras uno de nuestros fotógrafos logra captar su esencia y ese momento tan dulce que está viviendo. Además, la luz natural que se consigue en el exterior conseguirá que las fotos obtenidas sean mucho más variadas, más naturales y más bonitas. En el estudio, los flashes pueden llegar a ser un tanto agobiantes para los niños y, por eso, siempre recurrimos a aprovechar la luz del día que conseguirá crear instantáneas de gran calidad.

En 274km buscamos, ante todo, captar vuestra realidad, vuestra vida en familia, vuestra vida de verdad. Queremos huir de las «típicas» fotos de estudio en las que aparecen nubes o un prado verde. Lo que buscamos es retratar esos bellos momentos cotidianos que tienen lugar en tu casa, en el parque, en el coche, etc., para que así podáis ver la belleza de vuestra vida, de vuestra rutina, de vuestra familia.

Reportajes de niños donde más os guste

Podemos hacer estos reportajes donde más os apetezca: en la playa, en el bosque, en el parque, en el jardín, en vuestra casa… El objetivo es lograr que el pequeño se lo pase bien, esté entretenido y, así, ¡saldrán las mejores fotografías! Pero, para conseguirlo, incentivaremos a tu hijo a que corra, a que juegue, le haremos cosquillas, jugaremos al escondite, tiraremos burbujas… Con todos estos elementos de diversión, conseguirá relajarse y, nosotros, conseguiremos obtener esa naturalidad, esa belleza que vive con vosotros día tras día.

Nuestra recomendación es que, a partir del año de edad, vayas haciendo este reportaje de forma anual; de este modo, conseguirás tener un retrato del crecimiento de tu hijo de una forma preciosa, original e inolvidable.

La Navidad también es una etapa perfecta para hacer este tipo de sesión de fotos pues, los más pequeños, se impregnan de la magia de estas fechas, de la ilusión y de los sueños. Si quieres una sesión en esta época del año, te recomendamos que leas este otro post sobre la sesión de fotos de Navidad para niños.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Abrir chat